Menú

Mi primer huracán

27 de agosto de 2011

Hurricane Irene Makes Landfall in North Carolina

Hoy no he parado de contestar correos, chats e incluso el teléfono preguntándome sobre Irene. Me resulta curioso que le pongan un nombre de mujer a un huracán que va por ahí poniendo a un puñado de ciudades patas arriba. Supongo que es una manera de mediatizar este tipo de fenómenos meteorológicos. Desde luego la estrategia de marketing da resultado, no sólo por el alcance que ha conseguido tener la noticia, sino también por las consecuencias de ir declarando alarmas en cada una de las ciudades por las que pasa. Y lo digo porque hoy Kristle y yo hemos ido al supermercado buscando pilas, por si nos quedábamos sin luz. Uno de los problemas de tener vientos huracanados durante un fin de semana es la posibilidad de que un árbol caiga sobre el tendido eléctrico. Y claro, hasta que no remita el temporal no es posible reparar las posibles averías, por lo que podría quedarme sin electricidad durante dos días. Pero como comentaba, parece que esto de declarar alarma a causa del temporal pareciera más una estrategia de marketing que otra cosa, pues cuando fuimos al supermercado no quedaban ni pilas ni agua. Al igual que en la pelis, toda la ciudad ha ido corriendo al supermercado a conseguir provisiones.

Afortunadamente a mí sólo me tocará pasar un fin de semana en casa encerrado deseando no quedarme sin luz (y sin conexión). Aunque en la mayoría de los casos todo quede en anécdota, sí que es verdad que el clima aquí en USA es mucho más radical que lo que conocí en Andalucía. En un mismo día puede haber 2 tormentas separadas por varias horas, y el resto del día hacer un solazo que te mueres. Y ni hablar de todos los desastres que últimamente ocurren en la zona Sur de la costa Este. Yo ya llegué aquí con el pensamiento de que el clima iba a ser una barrera más difícil de superar que incluso la del idioma. Y todavía no ha empezado a nevar…

Jelly Belly Beans

19 de febrero de 2008

Me encantan las chucherías. Desde pequeño siempre las he comprado en grandes cantidades y de muchas variedades. Así que no es de extrañar que la primera vez que visité los EEUU me interesara por los tipos de golosinas que allí se venden. De todas ellas, me quedo sin duda con los Jelly Belly Beans.
Cherry Jelly Belly Beans

Los Jelly Belly Beans son unos caramelos de la marca Jelly Belly. Son similares a los chícharos de caramelo que se pueden encontrar en las tiendas de golosinas al peso aquí en España. Sin embargo, digamos que los que podemos encontrar aquí son una imitación de áquellos, pues la marca Jelly Belly fue la que inicialmente creó este tipo de caramelos.

Pero lo mejor de los Jelly Belly Beans es su catálogo de sabores: 50 sabores diferentes, algunos de ellos muy originales (como el de palomita de mantequilla o el de tarta de queso) y elaborados con aromas naturales, así como sus diferentes formas de encontrarlos: En paquetes con una mezcla de todos los sabores, en paquetes de sabores individuales, al peso…

También sacan promociones con nuevos sabores para ver el impacto que tienen. Si son bienvenidos por los consumidores, los sabores puestos a prueba se añaden al catálogo oficial. Además, suelen sacar ediciones especiales de los caramelos, como los caramelos de refrescos, los caramelos de sabores ácidos, o la edición especial Harry Potter, que traje a algunos amigos la última vez que estuve allí y que tanto han disfrutado (el caramelo de sardina, una delicia).

Harry Potter beans

La edición Harry Potter, un tanto extraña.

Pero lo mejor de todo es que en su página oficial puedes hacer pedidos online de caramelos (por ahora sólo envían a EEUU), así que la próxima vez que vaya por allí no me olvidaré de hacer un pedido.
En España ya he encontrado algunas tiendas de golosinas donde pueden comprarse desde hace ya algunos meses. Esperemos que pronto haya una oferta tan amplia como en el resto de países, donde estos caramelos ya son conocidos desde hace bastante tiempo.

Remake de The IT Crowd

24 de febrero de 2007

Moss¿Veis este tipo de aquí a la izquierda? Seguro que muchos lo conoceréis. Se trata de Richard Ayoade, el actor que hace de nuestro Moss, de The IT Crowd.

Pues quédense con su cara, porque es el único actor que repetirá papel en el remake de la serie que se está haciendo en EEUU (en realidad aún está en preproducción). Es la NBC la que ha comprado los derechos, y cambiará a los demás personajes por otros más “atractivos” destruyendo así ese toque “retro” que tanto me gusta. Pero bueno, tampoco nos adelantemos, porque igual con un poco de maquillaje, consiguen que sigamos pensando en ordenadores, la excusa de esta serie, y no en otras cosas como en la nueva Jen (véase también el nuevo Roy. No me imagino yo a éste de la misma forma, no sé por qué…).

De todas formas, al menos seguimos con los rumores de una segunda temporada de nuestra versión inglesa, que ahora está fechada para el próximo otoño. Esperemos que no se retrasen más.

Fuentes: Microsiervos y ByTheWay

Noséqué.net ¿Un blog educativo?

16 de julio de 2006

Hace unos días me encontré con un blog, que al parecer pertenece a un instituto de Albacete. blogseducativosLo curioso de todo esto, es que en la barra lateral, además de las categorías o los archivos clásicos ya en los blogs, podemos encontrar una recopilación de links a otros blogs. Cuál ha sido mi sorpresa cuando en la sección de «los mejores blogs educativos» me encuentro con un link a Noséqué.net… ¡¡¿¿WTF??!!
Bueno, la verdad es que no sé si ha sido un error o ha sido algo intencionado. La cuestión es que, aunque en este blog se hable a menudo de temas que puedan resultar de carácter formativo, no pienso que pueda diferenciarse de los demás por sus intenciones didácticas. No soy profesor, y aunque pienso que lo que se escribe en este lugar puede llegar a ser interesante (Vamos, yo soy uno de los autores, si yo no creo que lo que escribo puede resultar interesante, ¿quién lo va a creer?), no veo que haya material para una asignatura de instituto en más de un puñado de anotaciones. Aun así, es un gran orgullo que se nos considere de esta forma. Gracias al responsable.

Videoteca

23 de abril de 2006

Hoy me gustaría hablar de mi problema con mis películas.
Resulta que la llegada del DVD me ha dado ahorro de espacio. Donde antes tenía 10 GB ahora tengo 70 en en el mismo espacio físico. Y digo espacio físico porque mis películas ya empiezan a ocupar lugar en mi pequeña habitación de estudiante. Y mi colección va superando las 300 películas (y eso que sólo guardo las que me han ido gustando).
Antes usaba carpetas clasificadoras de CDs, pero se me quedó pequeño. Además, el hecho de que los DVDs sean tan jodidamente frágiles hacen que este tipo de carpetas no sean recomendables: El DVD no puede rozar con ninguna superficie. Siempre, siempre, acaba rayándose. Da igual que tengas cuidado. Al cabo de un año o dos, habrá DVDs que tendrás que tirar, y películas que habrás perdido.

Mi solución a esto ha sido bastante bestia. Mis nuevos DVDs con contenido cinematográfico los grabo por duplicado. Y una de las copias se guarda en caja fuerte. Cuando alguien tiene mucho de algo, siempre hay otros que piden prestado. Y normalmente la gente trata los soportes ópticos sin ningún cuidado. Los tocan, los dejan encima de cualquier sitio, los arrastran…
La cuestión es que tengo una copia de mis películas (aún no de todas) por duplicado, una para usarla y gastarla, y otra para guardarla. Algunos pensarán que es una burrada, pero la segunda opción era almacenarlas directamente en discos duros, pero es más caro y por ahora no puedo permitírmelo.
Por supuesto, los DVDs no tienen los nombres de las películas en la superficie, sino un número. Luego el número es una entrada en mi base de datos de películas y series que tengo creada con Ant Movie Catalog. Así, evito que alguien que quiera elegir una película tenga que manipular el soporte.