Menú

El efecto Menéame+Microsiervos

30 de marzo de 2006

Éste es un blog humilde. Nunca ha pretendido ser un centro de noticias para todos sus lectores. De hecho, sólo me preocupé de los lectores al principio, cuando lo creé. Ahora, sólo me encargo de publicar artículos que me puedan interesar a mí, a modo de diario personal.
Sin embargo, es inevitable hablar de visitas, porque cuando superas el centenar diario de lectores, las palabras que escribes empiezan a pesar más.
Hoy, y después de varias peticiones, he decidido hacer públicas mis estadísticas (que ya lo eran, sólo que no estaban enlazadas). Como veréis a continuación, parece evidente que algo ocurrió el 14 de marzo, y es que ése es el día en que empecé a publicar los subtítulos para The IT Crowd. Y bueno, se puede observar que el número de visitas pasó de 70 a 1300. Por supuesto, eso sólo ha sucedido un día, a pesar de que los subtítulos hayan seguido publicándose.
visitasunicas
paginascargadas
visitas reincidentes
Y es que estar en portada de Menéame y enlazado por Microsiervos es para echarse a temblar. De hecho, yo pensé que el servidor donde alojo Noséqué.net iba a ceder ante tantas visitas simultáneas, pero se portó bien conmigo y aguantó como un campeón.
Y bueno, como pueden ver, el número de visitas diarias ha ido descendiendo poco a poco, aunque no creo que llegue a las cifras del mes pasado, sino que se quedará estable entre las 100 y las 200 visitas únicas.
Yo, lea quien me lea, seguire publicando lo que me interese y con la asiduidad que me parezca, porque eso es un blog.

Los Gold Farmers

25 de marzo de 2006

Como todos sabemos, en Japón la cultura del videojuego está mucho más extendida que en occidente. Esto, no sólo tiene como consecuencia una mayor cantidad de juegos en el mercado japonés, sino también modelos de negocio que aprovechen la cultura gamer.
Esto va a sonar un poco a Matrix. Si no saben lo que es un juego MMORPG, lo explicaré brevemente:

Los juegos de rol multijugador masivo online o MMORPGs (Massive(ly) Multiplayer Online Role-Playing Games) son videojuegos que permiten a miles de jugadores introducirse en un mundo virtual de forma simultánea a través de Internet, e interactuar entre ellos.
Puede tratarse de administrar una ciudad, un ejército para ganar en montones de batallas, o mas comúnmente crear un personaje, del cual puedes elegir su raza, profesión, armas, etc., e ir argumentando niveles y experiencia en peleas contra otros personajes o PNJs (personajes no jugadores) o realizando diversas aventuras (o misiones) llamadas Quests.

Wikipedia

Resulta que en estos mundos virtuales siempre hay objetos que dentro del mundo tienen valor: Oro, armas mortíferas, o incluso personajes entrenados y con todos los niveles al máximo.
Pues alguien pensó: “Si los gamers pagan dinero para poder jugar a este tipo de juegos ¿por qué no lo iban a pagar para conseguir esos objetos valiosos?”
A eso es a lo que precisamente se dedican los Gold Farmers. Son personas cuyo trabajo es el de jugar a ese tipo de juegos, y conseguir objetos, dinero virtual, personajes poderosos… para después venderlos por dinero de verdad.
Y es que todos quieren tener el mejor personaje dentro de su matrix particular. Y si pueden pagar para conseguirlo ¿por qué no hacerlo?

Supongo que algunos de ustedes podrían pensar que esto roza la locura, que pagar dinero por una espada que no existe en la realidad es una ida de olla. Pero, al fin al cabo, esa espada no es más que una herramienta programada a base de líneas de código. Y bueno, no tendré que recordar que el hombre más rico del mundo también vende algo con el mismo nivel de realidad, ¿no?

Enlaces relacionados:
Si habéis llegado hasta aquí y os sigue interesando el tema, quizás os guste ver un documental sobre los Gold Farmers

    Enlaces...

  • En el blog de darkomen me he encontrado con un interesante artículo sobre los escritorios virtuales de linux y cómo configurar las aplicaciones para que se agrupen en ellos. Aunque él lo explica para Gnome, yo he conseguido la misma funcionalidad con KDE. Ahora, con tantísimo menú de configuración de escritorio me ha costado lo suyo encontrarlo. También he añadido el blog a la lista de links, porque creo que es un blog lleno de curiosidades y trucos para los amantes de Tux. # (0)

Influencia de la red en la cultura musical

20 de marzo de 2006

No sé si ustedes se han percatado, pero, desde hace algunos años, escucho a la gente hablar de Dylan en las esquinas, de Miles Davis en los cafés y de Ennio Morricone en la salida del cine. Y no es que de repente se haya empezado a dar 5 horas de música en los institutos, ni mucho menos. Es sólo que se está empezando a notar la influencia de Internet en la cultura musical de las personas.

Sí, es verdad, Camela sigue existiendo. Pero no es éste un intento de persuasión sobre gustos musicales, no. No es que Internet convierta a todo el mundo en hombres de pelo largo con cinta en la frente y guitarra en mano, que admiradores de Bisbales siempre habrá. Es sólo que el acceso a la cultura (y no me refiero al acceso a la música en cómodas píldoras.mp3 a través de programas de intercambio, sino también a la amplia información musical de la que disponemos en la web) ha traído como consecuencia, y en el aspecto musical parece que de forma exitosa, que hoy día la cultura sea más relevante en la sociedad actual. Y esto, desgraciadamente, y como dijo Andrés, está tan claro que algunos no quisieron entenderlo.
Y es que gracias a la red la música ha dejado de ser negocio para convertirse en cultura (aunque otros sigan llamándola piratería). A mí, mientras tenga la ley de mi parte, ya empieza a darme igual el ruido que hacen los moscardones de traje y corbata, mientras tenga una buena canción de Dylan que me ayude a callarlos…

    Enlaces...

  • Ya está en la red el nuevo debate sobre piratería al que acudió nuestro querido amigo David Bravo, que como siempre, arrasa con todo lo que se le pone por delante. Bravo, David. El contenido de los documentales está en catalán en parte, pero se puede entender bastante bien. # Comentarios desactivados