Menú

The Smashing Pumpkins

12 de febrero de 2006

Hace ya 5 años que “The Smashing Pumpkins” decidieron que era hora de dedicarse a otra cosa. Lo hicieron a lo grande; gira mundial a la que ponían fin en su ciudad natal (Chicago) con dos conciertos en el United Center y uno final en la sala donde dieron sus primeros conciertos. No voy a narrar la historia completa de los Pumpkins, cosa que me llevaría demasiado tiempo y sabiendo además que es bastante fácil encontrar una biografía del grupo. Resumiendo se puede decir que el cuento es así:

smashing

  • 1988. Se conocen.
  • 1991. Primer disco: “Gish”.
  • 1993. Primer gran éxito: “Siamese Dream”.
  • 1995. Segundo gran éxito: “Mellon Collie and the Infinite Sadness”.
  • 1996. Giras, premios y expulsión del batería por pasarse con las drogas.
  • 1998. Primera decepción: “Adore”.
  • 2000. Vuelve Jimmy Chamberlin. Segunda decepción: “Machina”. A finales de año se separan.

Todo esto viene a cuento por la posible reunión de la banda este año. Según parece podrían ser cabezas de cartel en el festival Lollapalooza. Una noticia bastante inesperada ya que el enorme ego del líder del grupo, Billy Corgan, hizo que las cosas acabaran bastante mal entre ellos.

La canción de esta semana va a ser uno de sus temas más conocidos: “Today”. Como curiosidad he de decir que The Smashing Pumpkins tuvieron una pequeña aparición en la serie geek nº7, precisamente cuando actuaron en el festival mencionado anteriormente en 1994.

Neil Young, el gran jefe

4 de febrero de 2006

neilyoungNeil Young es una de las figuras más enigmáticas de la música rock de los últimos cuartenta años. Bien como integrante de los Buffalo Springfield, bien como refuerzo de los Crosby, Stills, Nash & Young, bien como solista, este canadiense cuenta con una de las producciones musicales más impresionantes de la reciente historia del rock. Ha firmado más de cuartenta discos, entre los que no faltan ni algunas canciones más bien olvidables ni, sobre todo, un buen puñado de imprescindibles obras maestras. Lo curioso es que, hasta en sus fracasos sonoros, su patinazo no estuvo marcado por la falta de talento, sino más bien por una necesidad de superación que le llevó a tomar continuos cambios de rumbo a lo largo de su trayectoria profesional.
Nacido en toronto, Canadá, el 12 de noviembre de 1945, y criado en el seno de una familia acomodada, el joven Young vio en el rock una alternativa que se apartaba de la común de los jóvenes.
Una epidemia de poliomelitis le dejó como recuerdo la semiparálisis del labio superior, al que se le sumó la epilepsia que le ha acompañado a lo largo de toda su vida.
El paso a Estados Unidos, en su época más hippie, le proporporcionó a Young uno de sus temas estrella: Las drogas y la muerte como consecuencia de la vida artificial que otorga el éxito. Por todo ello, siempre ha sido un artista átipico en este sentido, que huía de los premios, las etiquetas y la red de falsos amigos y placeres artificiales. Para él, frente a todo, la naturaleza es siempre la gran alternativa.

Fuente: Revista efe eme

La verdad es que es un tipo en el que no he profundizado demasiado. Tan sólo he escuchado un Greatest Hits y su álbum Everybody Knows This Is Nowhere. Pero al igual que me ocurrió con Dylan, creo que he encontrado uno de los pilares del rock, que en sus decenas de álbumes se puede aprender mucho acerca de la evolución del rock.
He pensado acerca de qué canción escoger de él, ya que demasiadas de ellas podrían estar en la canción de la semana, (y no descarto que podamos disfrutar de nuevo de Neil Young por estos lares). Después me he quedado con 3, precisamente las de mayor duración que he escuchado (pura casualidad, os lo aseguro, a mí se me hacían cortas…). Y Finalmente he elegido Down by the river para canción de la semana, sobre todo porque me ha encantado la combinación de guitarras:

Bso de Lost

28 de enero de 2006

lostLa verdad es que no me explico cómo he podido ir atrasando este momento. No entiendo por qué no he escrito sobre Lost antes en este weblog (sí escribí algo en Oveja, hace algún tiempo). Pero sabía que algún día llegaría.
Pero no voy a hablar de teorías. No intentaré dar una explicación a la serie. Para eso ya está Lostzilla y el foro de Lost-Perdidos.

Antes de continuar me gustaría hacer una introducción sobre Lost, para aquellos que no conozcan la serie aún:

Un avión sufre un accidente durante su trayecto Sidney-Los Angeles. De forma misteriosa, los restos del avión caen en una isla en mitad del pacífico y un total de 48 pasajeros sobreviven al accidente.
Lo que parece en un principio una serie que cumple con el tópico de isla desierta y supervivientes intentando subsistir con lo que tienen, desaparece cuando los pasajeros del avión 815 empiezan a escuchar ruidos misteriosos desde el interior de la isla, a la vez que observan cómo los árboles son agitados por lo que parece ser algún tipo de criatura desconocida.

Por supuesto, la serie se complica hasta límites insospechados, pero siempre dejándote con ganas de más. Y es que si algo tiene Lost, es la capacidad de atraer tu atención. De hecho, no conozco persona aún, que haya conseguido ver los 2 primeros capítulos (los episodos piloto) y haya dicho “ya no quiero más”. Todas, absolutamente todas las personas que empiezan la serie quedan enganchadas a ella. Un amigo incluso llegó a ver 15 capítulos en un día.
Y si esto ocurre en España, en EEUU no es menos, es más. Una población superior a 20 millones de personas ve la serie todos los miércoles a las 21 horas en el canal ABC. La serie está teniendo tanto éxito que incluso el escritor Stephen King ha escrito sobre ella. Y no sólo eso. El episodio 17, donde [spoiler]alguien morirá[/spoiler], va a ser dirigido por Darren Aronofsky, director de algunas joyitas como Requiem por un sueño.

Como todo buen adicto a Lost, y de igual forma que los otakus escuchan la Bso de Cowboy Bebop, me he encaprichado con la banda sonora de Lost. En este recopilatorio no oficial que puedes descargar de emule, me he quedado con Wash Away, de Joe Purdy, en su versión para la serie, que apareció en el capítulo 1×03, Tabla Rasa, para la canción de esta semana:

Y bueno, para los que siguen la serie como yo, me gustaría enseñarles una cosita antes de terminar el post ;).

Nick Cave y las malas semillas

21 de enero de 2006

nickcaveTras la disolución de su anterior banda (“The Birthday Party”) en 1983, Nick Cave decide reunir a varios músicos de su confianza (Mick Harvey, Blixa Bargeld, Hugo Race y Barry Adamson) para formar su nuevo proyecto al que llamarán “Nick Cave & The Bad Seeds”. Su primer Lp “From Her To Eternity” se edita en 1984 y en él siguen en la línea marcada por “The Birthday Party”, que no dejarán hasta tres años después, cuando publican “Tender Prey”. El estilo de la banda ha ido cambiando significativamente aunque siempre basándose en la voz y letras de Cave y en la siempre acertada manera que tienen “The Bad Seeds” de acompañarlas.

Nick Cave y sus “Malas Semillas” llevan a sus espaldas más de veinte años de carrera, trece discos (muchos más si contamos discos de versiones, en directo, recopilaciones, etc) e innumerables conciertos, de los que, según dicen (no lo he comprobado por ahora) son de los que uno no debe perderse.

Mi primer acercamiento a la banda fue escuchando su último álbum (el doble “Abattoir Blues / The Lyre Of Orpheus”), publicado el pasado año. Un disco totalmente recomendable. A partir de ahí, y tras hacerme con su discografía completa, mi afición por este músico australiano y sus compinches creció enormemente, llegando a dedicarle este post y por tanto haciendo suya la canción de esta semana. La elegida para ello, tras muchas dudas dado que las opciones son bastante amplias, es “Red Right Hand”, extraída de “Let Love In” (1994). Espero que les guste.

The End

14 de enero de 2006

Aunque seguro que no necesitan presentación, a lo mejor a alguno le interesa saber un poquito más sobre ellos:

Cuando en 1965, cuatro amigos se unieron interpretando canciones acompañadas por los versos compuestos por un tal Jim Morrison, no pensaban que llegarían a convertirse en uno de los grupos de rock más importantes de los años setenta.

Junto a Morrison, que ponía la voz, se encontraban Ray Manzarek en los teclados, Robby Kriegger a la guitarra y John Densmore en la batería. Los cuatro formaban el grupo ‘The Doors’.

Su primera actuación, en un pequeño local, fue un tremendo desastre. Nadie acudió al concierto. Comenzaron a tocar en locales de poca reputación, intentando sacar algo de dinero para continuar con su carrera, mientras Morrison se debatía entre sus dos pasiones: las mujeres y las drogas. Les cuesta mucho encontrar casa discográfica, pero finalmente fichan por una pequeña compañía, donde comienzan a trabajar.

En 1967 publican su primer disco, ‘The Doors’. El single ‘Light My Fire’ se convirtió rápidamente en número uno. El disco contenía, además, temas como ‘The End’ (11 minutos tratando el complejo de Edipo), Break On Trought’ y ‘Light My Fire’. Todo el disco tiene un aire teatral, influido por las actuaciones de Jim Morrison. En general, los temas tratan de forma explícita el tema del sexo y las drogas.

El gran aliciente de los conciertos del grupo era ver a Jim Morrison entrar en trance en mitad de una interpretación y recitar poesías o bailar como un loco. Proclamaba el ‘amor, sexo, drogas y rock’n Roll’. Despreciaba la autoridad, hasta que en el transcurso de un concierto mostró los genitales al público y fue detenido por escándalo público.

En 1968 sacan ‘Waiting For The Sun’. En general, los temas de las canciones bajaron el contenido sexual por temas con mensaje social.

En 1969 editan ‘Morrison Hotel’, cuyo título se debe al hotel elegido para la portada del disco. Todos los temas del disco están compuestos por Jim Morrison, aunque para alguno de ellos contó con la colaboración de sus compañeros.

En 1971 sacan ‘L.A. Woman’. Cuando salió el disco, Jim Morrison acababa de despedirse de sus compañeros para marcharse a París a escribir poemas. Un mes después, el 3 de julio, era encontrado en su habitación, víctima de un infarto, fruto de sus desmadres y abusos con las drogas.

[Fuente]: TodoMusica.org

Esta vez, la canción de la semana va a caer en uno de sus mejores títulos, una canción que Coppola utilizó para inmortalizar algunos planos de Apocalypse Now. Se trata de The End, en la versión para la película:

doors