Menú

Nick Cave y las malas semillas

21 de enero de 2006

nickcaveTras la disolución de su anterior banda (“The Birthday Party”) en 1983, Nick Cave decide reunir a varios músicos de su confianza (Mick Harvey, Blixa Bargeld, Hugo Race y Barry Adamson) para formar su nuevo proyecto al que llamarán “Nick Cave & The Bad Seeds”. Su primer Lp “From Her To Eternity” se edita en 1984 y en él siguen en la línea marcada por “The Birthday Party”, que no dejarán hasta tres años después, cuando publican “Tender Prey”. El estilo de la banda ha ido cambiando significativamente aunque siempre basándose en la voz y letras de Cave y en la siempre acertada manera que tienen “The Bad Seeds” de acompañarlas.

Nick Cave y sus “Malas Semillas” llevan a sus espaldas más de veinte años de carrera, trece discos (muchos más si contamos discos de versiones, en directo, recopilaciones, etc) e innumerables conciertos, de los que, según dicen (no lo he comprobado por ahora) son de los que uno no debe perderse.

Mi primer acercamiento a la banda fue escuchando su último álbum (el doble “Abattoir Blues / The Lyre Of Orpheus”), publicado el pasado año. Un disco totalmente recomendable. A partir de ahí, y tras hacerme con su discografía completa, mi afición por este músico australiano y sus compinches creció enormemente, llegando a dedicarle este post y por tanto haciendo suya la canción de esta semana. La elegida para ello, tras muchas dudas dado que las opciones son bastante amplias, es “Red Right Hand”, extraída de “Let Love In” (1994). Espero que les guste.

The End

14 de enero de 2006

Aunque seguro que no necesitan presentación, a lo mejor a alguno le interesa saber un poquito más sobre ellos:

Cuando en 1965, cuatro amigos se unieron interpretando canciones acompañadas por los versos compuestos por un tal Jim Morrison, no pensaban que llegarían a convertirse en uno de los grupos de rock más importantes de los años setenta.

Junto a Morrison, que ponía la voz, se encontraban Ray Manzarek en los teclados, Robby Kriegger a la guitarra y John Densmore en la batería. Los cuatro formaban el grupo ‘The Doors’.

Su primera actuación, en un pequeño local, fue un tremendo desastre. Nadie acudió al concierto. Comenzaron a tocar en locales de poca reputación, intentando sacar algo de dinero para continuar con su carrera, mientras Morrison se debatía entre sus dos pasiones: las mujeres y las drogas. Les cuesta mucho encontrar casa discográfica, pero finalmente fichan por una pequeña compañía, donde comienzan a trabajar.

En 1967 publican su primer disco, ‘The Doors’. El single ‘Light My Fire’ se convirtió rápidamente en número uno. El disco contenía, además, temas como ‘The End’ (11 minutos tratando el complejo de Edipo), Break On Trought’ y ‘Light My Fire’. Todo el disco tiene un aire teatral, influido por las actuaciones de Jim Morrison. En general, los temas tratan de forma explícita el tema del sexo y las drogas.

El gran aliciente de los conciertos del grupo era ver a Jim Morrison entrar en trance en mitad de una interpretación y recitar poesías o bailar como un loco. Proclamaba el ‘amor, sexo, drogas y rock’n Roll’. Despreciaba la autoridad, hasta que en el transcurso de un concierto mostró los genitales al público y fue detenido por escándalo público.

En 1968 sacan ‘Waiting For The Sun’. En general, los temas de las canciones bajaron el contenido sexual por temas con mensaje social.

En 1969 editan ‘Morrison Hotel’, cuyo título se debe al hotel elegido para la portada del disco. Todos los temas del disco están compuestos por Jim Morrison, aunque para alguno de ellos contó con la colaboración de sus compañeros.

En 1971 sacan ‘L.A. Woman’. Cuando salió el disco, Jim Morrison acababa de despedirse de sus compañeros para marcharse a París a escribir poemas. Un mes después, el 3 de julio, era encontrado en su habitación, víctima de un infarto, fruto de sus desmadres y abusos con las drogas.

[Fuente]: TodoMusica.org

Esta vez, la canción de la semana va a caer en uno de sus mejores títulos, una canción que Coppola utilizó para inmortalizar algunos planos de Apocalypse Now. Se trata de The End, en la versión para la película:

doors

Stanley Jordan

6 de enero de 2006

Aútentico virtuoso de las seis cuerdas que llevó la técnica del tapping a dos manos con un sonido limpio hasta niveles de complejidad orquestales equivalentes a los del piano.
Basándose enteramente en esta técnica, es capaz de producir el sonido de dos o tres guitarristas al mismo tiempo, usando líneas de bajo, acompañamientos de acordes y melodías solistas a la vez, creando una manera totalmente nueva de tocar la guitarra.

stanleyjordanSu andadura musical se remonta a 1981, cuando tocaba por las calles de Nueva York y Filadelfia ganándose unos dólares. Fue corriendo la voz de que había un guitarrista realmente asombroso tocando en la calle y Bruce Lundvall, alto ejecutivo de Elektra Records, le solicitó una audición. Enseguida le ofreció un contrato que Stanley rechazó por pensar que aún no estaba preparado. Un año y medio más tarde, Lundvall, que se había trasladado al sello Blue Note, pudo fichar a Stanley.
Magic Touch (1985), su primer álbum, resultó un gran éxito que obtuvo dos nominaciones a los premios Grammy, permaneció cincuenta y una semanas en el número uno de las listas Billboard de Jazz y fue disco de oro en Estados Unidos y Japón.
Al año siguiente, hacía una aparición en la película Cita a ciegas, con Kim Basinger y Bruce Willis, y frecuentes incursiones televisivas en los populares shows de Johnny Carson y David Letterman.

[Fuente]: El rincón del guitarrista

Ciertamente, poco podría mejorar yo esta presentación. Así que pasemos a hablar directamente de la canción en cuestión:
Hace algunas semanas, buscando versiones de la archiconocida Stairwair To Heaven, me encontré con una versión instrumental de este hombre del jazz. Sólo hay una batería, un bajo, y su guitarra. Se puede ver que con su instrumento interpreta, a la vez, la voz y la guitarra de la mítica canción.
De acuerdo, aceptamos a “Stanley Jordan – Stairway To Heaven” como canción de la semana:

Muscle Museum

30 de diciembre de 2005

Muse vienen de Teignmouth, un pueblo al sur de Devon. Los componentes del grupo – Matthew Bellamy (guitarra, piano y voz), Chris Wolstenholme (bajo) y Dominic Howard (percusión) – se conocieron en una escuela de esa localidad y decidieron formar su primera banda Gothic Plague con no demasiado éxito. Lo mismo que ocurrió con las siguientes (Fixed Penalty y Rocket Baby Dolls)

Influenciados por dos de los discos más importantes de los 90 (Nevermind de Nirvana y The Bends de Radiohead) Muse se lanzaron a los escenarios, aceptando cualquier propuesta para darse a conocer en vivo. A partir de 1998 las cosas se sucedieron muy rápido. Taste Media se fijó en ellos y a partir de ahí y tras varias actuaciones en sitios más importantes, el nombre de Muse estaba ya en las filas de cuatro compañías discográficas, entre ellas Mushroom y Maverick.
Sus primeros EP (“Muse” y “Muscle Museum”) fueron suficientes para que el productor de uno de sus grupos más influyentes, como era Radiohead, decidiera producir su primer LP. John Leckie, como todo el que escuchaba al grupo, estaba impresionado por la energía y la fuerza que desprendían, comenzó a trabajar en el proyecto. Su primer single “Uno” y el siguiente “Cave” dieron paso a lo que sería su primer disco. “Showbiz” apareció en las tiendas de música inglesas el 4 de octubre de 1999. Este disco tuvo una gran acogida y se calificó como una de las grandes sorpresas del año.

A partir de aquí, el grupo es cada vez más conocido en toda Europa (sobre todo después de editar su segundo álbum “Origin of Symmetry” en el año 2001). Muse se embarcan en una serie de giras en los años posteriores que les hace ver medio mundo. Finalmente en 2004 publican “Absolution” su mayor éxito hasta la fecha, aunque quizás, según la opinión de un servidor, no consigue alcanzar el nivel de sus discos anteriores.

La canción de la semana es una versión acústica de uno de sus mejores temas “Muscle Museum”. Como curiosidad, si se preguntan de dónde viene este nombre tan “culturista” acudan a cualquier diccionario Inglés – Español (si está impreso, mejor) y busquen “muse”.

Piratería e industria discográfica

18 de diciembre de 2005

“Creo que es un error que el principal motor de la industria discográfica haya sido el mercado y no la cultura. Las mejores casas discográficas han sido las que han sabido combinar el factor económico con el factor cultural, y que han tenido un compromiso cultural con la música del pueblo. Hay muchos verdaderos talentos que no son recogidos por la industria discográfica porque no son, dentro del criterio de los que hacen el marketing, vendibles y ése es el meollo, para mí, de todo. No tengo nada en contra de que haya personas que se ganen la vida en esa área, pero para mí, hacer un buen trabajo en el mundo discográfico no es solamente vender discos”

Silvio Rodríguez, Cantautor (EL Cantautor).