Menú

Expediente X

24 de junio de 2006

Por fin he terminado de ver Expediente X al completo. Me ha costado, pues la serie tiene unos altibajos que desesperan y hacen dejar de verla. Pero después de 8 temporadas y un año de abstinencia (el principio de la temporada 9 es desolador) decidí que ya era hora de terminarla.
En fin, que la serie es genial, que Mulder es el mejor personaje jamás creado por una serie (su ausencia en las temporadas 8 y 9 sólo engrandece su figura) y que por ahora es la mejor serie que he visto (House y Lost aún no han acabado, y pueden llegar a estropearse mucho más de lo que lo hizo X-Files).
Muchos seguramente no opinarán igual que yo, y no crean que esta serie sea tan buena como yo pienso. ¿Por qué me gusta tanto? ¿Por qué la pondría la primera en el Top de series Geek? Porque creo que es la serie que más me ha hecho reflexionar sobre la diferencia entre ciencia y fe. Porque las paradojas que se dan en ella ponen bocabajo todos los principios de la ciencia y la igualan a las creencias, esas creencias que siempre los científicos han observado escépticos, como pensando que la ciencia está en un nivel superior “porque es útil, porque lo importante es que funciona”. Porque en la serie, lo verdaderamente útil resulta ser la creencia en todos los fenómenos paranormales que se dan ante Mulder y Scully. Es esta fe la que resuelve los casos, la fe de Mulder, y no la ciencia de Scully.
Y ésta es la idea que me ha tenido enganchado durante 9 temporadas, capítulo tras capítulo, viendo cómo la agente Scully se iba quijotizando (y enamorando) de aquél a quien supuestamente tenía que desacreditar. Ese agente de gabardina que en el sótano sueña con desenterrar conspiraciones del gobierno mientras clava lápices en el techo.
Y en la pared 4 palabras que lo resumen todo: “I WANT TO BELIEVE”

Por cierto, que el penúltimo capítulo de la serie está protagonizado por un personaje que quizás os suene:

El efecto Menéame+Microsiervos

30 de marzo de 2006

Éste es un blog humilde. Nunca ha pretendido ser un centro de noticias para todos sus lectores. De hecho, sólo me preocupé de los lectores al principio, cuando lo creé. Ahora, sólo me encargo de publicar artículos que me puedan interesar a mí, a modo de diario personal.
Sin embargo, es inevitable hablar de visitas, porque cuando superas el centenar diario de lectores, las palabras que escribes empiezan a pesar más.
Hoy, y después de varias peticiones, he decidido hacer públicas mis estadísticas (que ya lo eran, sólo que no estaban enlazadas). Como veréis a continuación, parece evidente que algo ocurrió el 14 de marzo, y es que ése es el día en que empecé a publicar los subtítulos para The IT Crowd. Y bueno, se puede observar que el número de visitas pasó de 70 a 1300. Por supuesto, eso sólo ha sucedido un día, a pesar de que los subtítulos hayan seguido publicándose.
visitasunicas
paginascargadas
visitas reincidentes
Y es que estar en portada de Menéame y enlazado por Microsiervos es para echarse a temblar. De hecho, yo pensé que el servidor donde alojo Noséqué.net iba a ceder ante tantas visitas simultáneas, pero se portó bien conmigo y aguantó como un campeón.
Y bueno, como pueden ver, el número de visitas diarias ha ido descendiendo poco a poco, aunque no creo que llegue a las cifras del mes pasado, sino que se quedará estable entre las 100 y las 200 visitas únicas.
Yo, lea quien me lea, seguire publicando lo que me interese y con la asiduidad que me parezca, porque eso es un blog.

Influencia de la red en la cultura musical

20 de marzo de 2006

No sé si ustedes se han percatado, pero, desde hace algunos años, escucho a la gente hablar de Dylan en las esquinas, de Miles Davis en los cafés y de Ennio Morricone en la salida del cine. Y no es que de repente se haya empezado a dar 5 horas de música en los institutos, ni mucho menos. Es sólo que se está empezando a notar la influencia de Internet en la cultura musical de las personas.

Sí, es verdad, Camela sigue existiendo. Pero no es éste un intento de persuasión sobre gustos musicales, no. No es que Internet convierta a todo el mundo en hombres de pelo largo con cinta en la frente y guitarra en mano, que admiradores de Bisbales siempre habrá. Es sólo que el acceso a la cultura (y no me refiero al acceso a la música en cómodas píldoras.mp3 a través de programas de intercambio, sino también a la amplia información musical de la que disponemos en la web) ha traído como consecuencia, y en el aspecto musical parece que de forma exitosa, que hoy día la cultura sea más relevante en la sociedad actual. Y esto, desgraciadamente, y como dijo Andrés, está tan claro que algunos no quisieron entenderlo.
Y es que gracias a la red la música ha dejado de ser negocio para convertirse en cultura (aunque otros sigan llamándola piratería). A mí, mientras tenga la ley de mi parte, ya empieza a darme igual el ruido que hacen los moscardones de traje y corbata, mientras tenga una buena canción de Dylan que me ayude a callarlos…

Inteligencia Artificial y Lenguaje

9 de marzo de 2006

El otro día podíamos leer en Microsiervos una anotación sobre el Test de Turing para averiguar si una máquina es “inteligente” (y lo pongo entre comillas. Uno de los problemas fundamentales de la Inteligencia Artificial es no conocer realmente una definición precisa de lo que es la inteligencia. A partir de ahora dejaré de usar las comillas, una vez aclarado el tema). Turing pensó que si poníamos una máquina en una habitación, una persona en otra, y si una tercera persona interrogaba a la máquina y al hombre y era incapaz de saber cuál era el humano y cuál el computador, se podría considerar a la máquina como inteligente. Claro, para ello habría que tener algunas cosas en cuenta, pues si no bastarían 5 minutos para desenmascarar al computador. Para que una máquina supere el Test de Turing, debería ser capaz de:

  • Procesar el lenguaje natural: Para poder establecer una
    comunicación satisfactoria.
  • Representar el conocimiento: Para guardar toda la
    información recibida antes o durante el interrogatorio.
  • Razonar automáticamente: Para utilizar esa información al
    responder a las preguntas y obtener conclusiones.
  • Autoaprendizaje de la máquina: Para adaptarse a nuevas
    situaciones y detectar y extrapolar esquemas determinados.

Está claro que estos objetivos son los primordiales de la Inteligencia Artificial, una ciencia muy nueva, y de la que aún muchos escépticos reniegan.
En más de una ocasión hablé de Gödel y su Teorema de Incompletitud. Y es que mucho tiene que decir este hombre en cuanto a AI se refiere. Como dirían por ahí, este tío debe de saber algo al respecto ¿Por qué? Porque aquí nos topamos con la eterna pregunta: ¿Puede el hombre crear (porque las máquinas las crea el hombre) un ente (llámalo x) tan inteligente como el ser humano? Gödel afirma que no, principalmente, y para que se entienda, porque si el hombre es incapaz de comprenderse a sí mismo, ¿cómo va a recrearse?
Y no se comprende a sí mismo en muchos aspectos, empezando por el lenguaje, un tema interesante y precisamente uno de los requisitos que pedía Turing para determinar la inteligencia de una máquina.
Sin importar cuál sea el enfoque particular hacia el lenguaje, el punto de partida de toda esta disciplina es la existencia de un conjunto finito de reglas o axiomas sobre los cuales se establece la creación y el uso del lenguaje. Es posible que algunas de estas reglas básicas no se expresen en forma explícita o que ni siquiera se conozcan todavía. Sin embargo, en esta disciplina se intenta establecer dicho conjunto finito de axiomas a partir de los cuales se construye el lenguaje natural. Debido a esto el estudio del lenguaje y las comunicaciones también está limitado por el teorema de Gödel.
Dicho de otra forma: Queremos que las máquinas hablen nuestro lenguaje natural, pero éste es ambiguo, tan ambiguo que ni nosotros somos capaces de conocer al 100% ¿cómo vamos a traducir las reglas del lenguaje natural a algoritmos que una máquina reconozca si ni siquiera sabemos qué reglas son esas?
Pero no he dicho todo del lenguaje (ni lo habré dicho cuando acabe el post, está claro). Y es que hay una parte del lenguaje que se escapa del teorema de Gödel: La poesía. En ella, se permiten todo tipo de contradicciones, paradojas e inconsistencias. Esto es porque no se basa en un cojunto de axiomas y reglas, sino todo lo contrario. En la poesía prima la libertad del lenguaje, sin importar las inconsistencias. De hecho, si alguien ha leido un poquito de Nietzsche, sabrá que él defendía a la poesía como la poseedora de la verdad absoluta, pero eso ya es otra historia.

Volviendo al lenguaje y a la AI, sólo nos queda una alternativa (a no ser que queráis que en el futuro los ordenadores se comuniquen a través de sonetos, claro está), y es que la Inteligencia Artificial se cree por azar, de igual forma que el azar (evolución) creó la inteligencia humana. ¿No habéis pensado nunca eso?¿Que un día los “errores” (mutaciones en la especie Homo) que se produzcan en un computador le doten de inteligencia? No, si al final va a resultar que los pantallazos azules son buenos…

En fin, que se me va la pinza. Si alguien sigue interesado después de mi excéntrico discurso en saber un poquito más de AI puede conseguir en cualquier biblioteca Inteligencia Artificial: Un enfoque Moderno. Ahora, el libro pesa un huevo. Si alguien encuentra una versión pdf del susodicho que me avise, que yo lo estoy buscando.
También podéis ver la película Blade Runner, ahí se puede apreciar el mundo de la Inteligencia Artificial, además de poder disfrutar de un auténtico Test de Turing usado para saber si un delincuente es una máquina o un humano.

3 meses con Ipod G5

24 de febrero de 2006

… y me gusta más que nunca. Y las estadísticas confirman el uso que le he dado: 7093 canciones (de las cuáles he reproducido 1550 de ellas en al menos una ocasión, o lo que es lo mismo, 4,2 días de reproducción si las pusiéramos todas ininterrumpidamente) 5 vídeos, 2287 fotos y 34,5 GB ocupados en total ( de los 55,6 de capacidad que tiene). Gracias a Itunes, puedo ampliar las estadísticas un poco más (Los links de las listas siguientes son elinks, para el emule):

Las 10 canciones más reproducidas:

  1. Bob Dylan – I Want You [10 reproducciones]
  2. Camarón de La Isla – La leyenda del tiempo [9 reproducciones]
  3. Johnny Cash – Personal Jesus [9 reproducciones]
  4. The Cat Empire – Sol y Sombra [9 reproducciones]
  5. The Who – I Can’t Explain [9 reproducciones]
  6. Eric Clapton – Classical Guitar Solo (Acoustic) [9 reproducciones]
  7. Neil Young – Like a Hurricane [7 reproducciones]
  8. Oasis – Wonderwall [7 reproducciones]
  9. Bob Dylan – Lat Lady Lay [6 reproducciones]
  10. Bob Dylan – Silvio [6 reproducciones]

Las 10 canciones mejor puntuadas. En caso de empate, la reproducida en más ocasiones estará primero:

  1. Silvio Rodríguez – Pequeña Serenata Diurna [4 de 5]
  2. Andrés Calamaro – Media Verónica + El Día De La Mujer Mundial + Te Quiero Igual (Básico Madrid 99) [4 de 5]
  3. Bob Dylan – Like a Rolling Stone [4 de 5]
  4. Eric Clapton – Classical Guitar Solo (Acoustic) [3 de 5]
  5. Manu Chao – Clandestino (Directo) [3 de 5]
  6. Neil Young – Cowgirl In The Sand [3 de 5]
  7. Eagles – Hotel California (Directo) [3 de 5]
  8. John Coltrane – A Love Supreme [3 de 5]
  9. Los Rodríguez – Copa Rota [3 de 5]
  10. Triana – Abre La Puerta Niña [3 de 5]

Últimas 10 canciones escuchadas, ordenadas de modo que la primera de la lista es la última que he reproducido:

  1. The Black Crowes – Shake Your Money Maker [1 de 5]
  2. Nacha Pop – Enganchado A Una Señal De Bus [0 de 5]
  3. Los Ronaldos – Me Gustan Las Cerezas [1 de 5]
  4. Jamiroquai – Virtual Insanity [2 de 5]
  5. David Bowie – Ziggy Stardust [1 de 5][1 de 5]
  6. The Rolling Stones – Hold On To Your Hat [1 de 5]
  7. Dick Dale – Pumpkin y Honey Bunny (BSO Pulp Fiction) [2 de 5]
  8. Los Rodríguez – Todo Es Mentira [1 de 5]
  9. Bob Dylan – Can’t Help Falling In Love [1 de 5]
  10. Jefferson Airplane – Somebody To Love [2 de 5]

Las puntuaciones merecen alguna explicación:

  • [0 de 5]: Puntuación aplicada a las canciones que, o bien no he escuchado desde que tengo el Ipod, o bien no pasan el primer filtro de “esta canción me mola”.
  • [1 de 5]: Las canciones con esta puntuación aquellas que han pasado un primer filtro. Estoy con el aleatorio puesto y de repente suena una canción que me mola y no había escuchado antes. Entonces le doy esta puntuación, a la espera de escucharla de nuevo más adelante, para ver si merece una puntuación superior. Es, digámoslo así, un purgatorio ^_^
  • [2 de 5]: Ninguna canción que no haya tenido antes un [1 de 5] puede tener un [2 de 5]( a no ser que la hubiera escuchado en varias ocasiones antes de tener el Ipod y me gusté lo suficiente para pasar el segundo filtro). Esta puntuación se da a las canciones que están en la lista de canciones [1 de 5] y que después de escucharla un par de veces más me sigue gustando.
  • [3 de 5]:Éste es un tercer filtro para una canción, y de igual forma, no puede estar en esta puntuación sin antes haberla escuchado antes unas pocas de veces y haber estado en puntuaciones inferiores.
  • [4 de 5]: Digamos que aquellas canciones que pasan el tercer cuarto filtro pertenecen a ese tipo de canciones que no dependen del lugar, la compañía ni el animo que yo tenga. Son canciones atemporales, que no pertenecen a una etapa de gustos musicales propios (A todos os habrá pasado que os ha gustado una canción tanto, que al final la habéis aborrecido de tanto escucharla. Las de esta categoría no son de esas).
  • [5 de 5]: Canciones corruptas. Nunca desplaces una partición que contenga 30 GB de música. Te puede pasar que se produzca un error y lo pagues con cientos de canciones corruptas que no descubrirás hasta que las escuches… Es por esto que cuando me encuentro alguna canción corrupta le doy un 5 para cambiarla por una versión arreglada cuando pueda.

Notas:
Si alguna canción no tiene link es porque no lo he encontrado en emule, seguramente porque es necesario bajar un disco o una discografía completa para conseguir el tema.