Menú

Steve Miller Band

16 de julio de 2007

El pasado sábado fui al concierto de Steve Miller Band, un grupo setentero del que no conocía prácticamente nada. Y como no sabía a quién iba a ir a ver, me dio por buscar información y música en internet. Ya saben, a los conciertos hay que ir con los deberes hechos. Sin embargo, parece que no los hice del todo bien, porque lo que me encontré allí no me lo esperaba: Un mega-hiper-super picnic. Miles y miles de personas ocupando hasta el último centímetro cuadrado de cesped para colocar sus mantas, sillas, mesas, comida, barriles de cerveza y todo tipo de chorradas.

raviniaEl lugar donde tuvo lugar se llama Ravinia. Es un parque donde el escenario (pavilion) es tan sólo una pequeña parte. De hecho, lo que más me sorprendió es que la gran mayoría de los que estuvimos allí no llegamos a ver a Steve Miller, tan sólo escucharlo mientras disfrutábamos de un buen vino o algo para picar. La verdad es que no es el concepto de concierto que tenemos en España, pero tampoco me decepcionó. Yo iba ya preparado, con la mente abierta, esperando cualquier cosa. Sí me hubiera jodido enormemente si hubiera ido a otro concierto más importante. Después me enteré de que había 2 tipos de entrada: Una para cesped y otra para entrar en el pabellón y ver el concierto desde cerca sentando en una butaca. Evidentemente este segundo tipo de entrada es más cara.

Steve Miller BandPero dejando el tema del sitio de lado, hablemos de música: Steve Miller Band me pareció un grupo bastante bueno. Mucho blues, mucha guitarra y mucha armónica. Además es un grupo bastante versionado. Una de sus canciones, Serenade from the Stars (click para escuchar), seguro que la conocéis en la versión de M-Clan Llamando a la tierra. También otras, como Give it up, o también la incluída en la BSO de Reservoir Dogs Stuck in the middle with you hacen de Steve Miller Band un grupo bastante popular.
Yo sin embargo, de todas las canciones que he escuchado, me quedo con Abracadabra, que creó en los 80, aunque he de reconocer que la versión en directo que tocó en el concierto mejora mucho la grabación original. No obstante, se merece estar entre la lista de canciones de la semana.

Steve Miller Band – Abracadabra

Enlaces relacionados:

Vía Verde de la Sierra Norte de Sevilla

21 de mayo de 2007

Vía Verde de la Sierra Norte de SevillaEste sábado pasado, 19 de mayo, Gosku y yo decidimos recorrer la Vía Verde de la Sierra Norte de Sevilla con nuestras bicis. Y la experiencia fue muy buena.

Cogimos el tren en Sevilla a las 9:23 con destino la estación Cazalla-Constantina. La línea que llega allí es la C3 de cercanías. El coste del billete de ida y vuelta fue de 7 €uros, de lunes a viernes no festivos es más barato. Tenéis más información en la web de Renfe. El viaje fue bueno, un poco largo acostumbrado a viajar en coche, Gosku aprovechó para recuperar algunos minutos de sueño. Y llegamos a las 11:10, puntuales como la muerte. En el tren viajaban más bicicletas, unas quince o veinte en total. Renfe tiene unas normas bastante restrictivas en cuanto al transporte de bicis en el tren, pero el maquinista y el revisor fueron, al menos en esta ocasión, bastante flexibles y permisivos.

Una vez que llegamos allí nos subimos a nuestras burras y empezamos a pedalear. Hay dos formas principales de empezar el camino. Una de ellas es girar a la izquierda una vez cruzado el paso a nivel justo en la estación, en dirección a San Nicolás del Puerto, y a unos cientos de metros cruzar por los puentes los dos brazos del río Huéznar, a la altura de Isla Margarita, encontrándonos la Vía Verde y tomándola hacia el norte (izquierda). La otra opción es girar a la derecha, una vez pasado el paso a nivel, en dirección a Constantina, y girar a la izquierda en el primer desvío que encontraremos, a unos 200 metros, y que nos lleva al inicio de la Vía Verde.

La Vía Verde comienza con un camino de tierra compactada muy amigable y discurre junto al río Huéznar durante los primeros 10 kilómetros. No la pondría como ejemplo de señalización pero sabiendo que tenéis que seguir la ribera río arriba no deberíais perderos. La vista es muy agradable, sobre todo en esta época del año. Os encontraréis algunos desvíos pero tenéis que tomar siempre el camino de la izquierda, que es el que va más próximo al río y cuyo terreno es similar a lo ya recorrido. Nosotros nos encontramos en un desvío a un grupo de ciclistas indecisos y preguntamos a unas personas que andaban cogiendo caracoles para asegurarnos de no perdernos. A unos 4,5 kilómetros del inicio de la Vía pasamos sobre el río y giramos a la derecha para tomar ya la parte de la Vía Verde que va por la antigua vía del tren. Esta parte también podéis distinguirla porque hay un pivote metálico indicándola.

A partir de aquí el camino es chulísimo y es imposible perderse. El pavimento es como el de un carril bici, de unos 4 metros de ancho y de color amarillo. Desde este punto y hasta el Cerro del Hierro, el camino discurre por la antigua vía del tren que ha sido acondicionada. Por aquí viajaban los trenes a recoger mineral al yacimiento. Aunque con los vagones vacíos, la pendiente del 2,5% hacia el Cerro del Hierro ponía a prueba a las pesadas locomotoras de la época. El camino es precioso, una especie de carril bici en medio de la nada, que nos lleva paralelos al Huéznar durante buena parte del camino, cruzándolo por puentes en ocasiones y escuchando el murmullo de la corriente y de los saltos de agua sobre todo al principio. Hay algunos paneles informativos sobre la fauna y la flora en diversos puntos. No parece cuesta arriba, pero lo es, una pendiente leve y constante que si metes plato puede llegar a cansarte. Una subida total de unos 250 metros en unos 20 kilómetros según Google Earth. Yo la calificaría de dificultad baja aunque Gosku, que no había desayunado, lo pasó regular y tuvimos que probar alguno de los bancos a la sombra que hay a lo largo de la senda.

Recomiendo ir hidratado y llevar bastante agua porque si no os apartáis del camino no encontraréis un mal sitio donde rellenar los bidones más que al llegar al final, unos cien metros antes de llegar al Monumento Natural del Cerro del Hierro, en el poblado minero del que aún quedan unas cuantas casas. Allí hay una fuente de agua potable y un pequeño bar (consultar lo del bar) donde compramos unos refrescos y nos los tomamos junto a los bocatas que llevábamos en las mochilas al final del camino, en unos merenderos a la sombra de los alcornoques. Atamos allí las bicis en unos aparcabicis junto a la caseta de información y nos fuimos a visitar el sendero Monumento Natural del Cerro del Hierro. Es un sendero bien señalizado, de unos 2,5 kilómetros, de dificultad media y que se recorre en 45 minutos, según las indicaciones, y nos mostró los restos de la explotación minera que allí hubo. La verdad sea dicha, nos apartamos del camino señalizado y tras media hora caminando pos sitios bastante escarpados llegamos a ninguna parte y nos volvimos por donde habíamos venido :-D:-D:-D así que no nos quedaron ganas para hacer el sendero oficial completo. El consejo prudente es que no os apartéis de la ruta marcada.

Si no lleváis comida tenéis algunas opciones económicas que son: La Fundición en San Nicolás del Puerto, el Restaurante Batán de las Monjas y el que está en los saltos de El Martinete, que creo que se llama igual pero no estoy seguro. No sabría indicaros pero si preguntáis por allí seguro que os orientan.

Ya de vuelta, el camino es todo cuesta abajo, con una media de entre 25 y 35 kilómetros por hora si vais disfrutando de las vistas. Hay un túnel no muy largo pero que, mientras se os dilata la pupila, os puede jugar una mala pasada algún obstáculo casual y aunque es muy chulo cruzarlo a toda hostia, cuidadín porque la hostia os la podéis llevar vosotros. Ese es el consejo prudente, la verdad es que nosotros lo pasamos a toda hostia y que fuera lo que Dios quisiera 😀 😀 😀 Os dejo un video:

Una vez que llegamos abajo, a la altura de Isla Margarita, nos dimos un refrescón en las gélidas aguas del Huéznar e intentamos dormir de nuevo sin éxito, en parte por culpa de un grupo en el que muchos estaban un poco borrachos y contentos por el reciente triunfo del Sevilla en la UEFA. Nos acercamos a pedirles que nos rellenaran los bidones y nos invitaron a unos refrescos para acompañar los bocatas que nos quedaban. El grupo en cuestión celebraba una comida de hermandad, eran de la banda del Cristo de la Sangre de San Benito (Sevilla) y conocí brevemente a un tío muy majo, Manuel, ¡que tenía un ojo azul y otro marrón!. Aprovecho para mandarle un saludo aunque dudo que me lea 🙂

Ya en la estación, esperando el tren que nos llevaría de vuelta, y también durante todo el trayecto de vuelta nos unimos a un grupo de ciclistas muy cachondos que también habían venido desde Sevilla. Eran cuatro trabajadores de AENA, dos controladores aéreos y dos tipos que hacían trabajo administrativo. Me dijeron que estaban formando un club de BTT llamado “Viento en cola”. Uno de ellos era un tío muy peculiar, se identificó como Jaime “el loco”, no me extrañó lo del apodo, pero no era uno de los controladores así que podéis sobrevolar Sevilla tranquilos. Un saludo para él también.

En líneas generales una experiencia muy positiva que sin duda repetiré. La falta de información me hizo retrasar esta salida así que espero que esta miniguía pueda ayudar a alguien a decidirse. La nota negativa del día fue que tres marroquíes (dos hombres y una mujer) que se montaron sin billete en el trayecto de vuelta me robaron mis gafas de sol. Y la segunda nota negativa, y esta me jodió mucho más, la puso un hijo de la gran puta, ya en Sevilla, que casi me arrolla con su coche en un semáforo y del frenazo que tuve que pegar la bici casi da la vuelta de campana y me jodió completamente la llanta trasera que casi inevitablemente voy a tener que cambiar. Sólo espero, aunque no con mucha esperanza, que la cámara de tráfico que hay en la glorieta de Santa Justa haya grabado el incidente y pueda identificarlo. Ojalá la cámara sea como las de la serie Las Vegas, con zoom infinito y renderización 3D en tiempo real a partir de una sola imagen plana 😀 😀 😀 😀 😀

Para cualquier duda usad el formulario de contacto o mi email quien lo tenga. Un saludo.

Kmz de la Vía Verde de la Sierra Norte de Sevilla. Verlo en el navegador con Google Maps.
Foto panorámica de la ribera del Huéznar (montada a partir de seis fotos).
Algunas fotos más en Flickr.

    Enlaces...

  • Panoramio es una web que te permite subir tus fotos y situarlas en un punto del globo usando la tecnología de Google Maps. Bien, pues descargando este vínculo de red y abriéndolo con Google Earth puedes disfrutar de todas las fotos que los usuarios de Panoramio hayan colgado y situado en el mapa. Ya no estás obligado a ver una ciudad sólo desde el aire. (Nota: pulsad con el botón derecho sobre el vínculo de red y en la pestaña Actualizar marcad Actualización basada en la vista, Cuando la cámara se detenga, después de 0h. 0min. 0s.) # (0)