Menú

The End

14 de enero de 2006

Aunque seguro que no necesitan presentación, a lo mejor a alguno le interesa saber un poquito más sobre ellos:

Cuando en 1965, cuatro amigos se unieron interpretando canciones acompañadas por los versos compuestos por un tal Jim Morrison, no pensaban que llegarían a convertirse en uno de los grupos de rock más importantes de los años setenta.

Junto a Morrison, que ponía la voz, se encontraban Ray Manzarek en los teclados, Robby Kriegger a la guitarra y John Densmore en la batería. Los cuatro formaban el grupo ‘The Doors’.

Su primera actuación, en un pequeño local, fue un tremendo desastre. Nadie acudió al concierto. Comenzaron a tocar en locales de poca reputación, intentando sacar algo de dinero para continuar con su carrera, mientras Morrison se debatía entre sus dos pasiones: las mujeres y las drogas. Les cuesta mucho encontrar casa discográfica, pero finalmente fichan por una pequeña compañía, donde comienzan a trabajar.

En 1967 publican su primer disco, ‘The Doors’. El single ‘Light My Fire’ se convirtió rápidamente en número uno. El disco contenía, además, temas como ‘The End’ (11 minutos tratando el complejo de Edipo), Break On Trought’ y ‘Light My Fire’. Todo el disco tiene un aire teatral, influido por las actuaciones de Jim Morrison. En general, los temas tratan de forma explícita el tema del sexo y las drogas.

El gran aliciente de los conciertos del grupo era ver a Jim Morrison entrar en trance en mitad de una interpretación y recitar poesías o bailar como un loco. Proclamaba el ‘amor, sexo, drogas y rock’n Roll’. Despreciaba la autoridad, hasta que en el transcurso de un concierto mostró los genitales al público y fue detenido por escándalo público.

En 1968 sacan ‘Waiting For The Sun’. En general, los temas de las canciones bajaron el contenido sexual por temas con mensaje social.

En 1969 editan ‘Morrison Hotel’, cuyo título se debe al hotel elegido para la portada del disco. Todos los temas del disco están compuestos por Jim Morrison, aunque para alguno de ellos contó con la colaboración de sus compañeros.

En 1971 sacan ‘L.A. Woman’. Cuando salió el disco, Jim Morrison acababa de despedirse de sus compañeros para marcharse a París a escribir poemas. Un mes después, el 3 de julio, era encontrado en su habitación, víctima de un infarto, fruto de sus desmadres y abusos con las drogas.

[Fuente]: TodoMusica.org

Esta vez, la canción de la semana va a caer en uno de sus mejores títulos, una canción que Coppola utilizó para inmortalizar algunos planos de Apocalypse Now. Se trata de The End, en la versión para la película:

doors

Despistados

10 de enero de 2006

“Los verdaderos programadores siempre confunden Halloween (31OCT) con Navidad (25DEC).”

Unknown

Hablemos de Dios ¿Qué es un agnóstico?

6 de enero de 2006

Debido a que ya me he encontrado a bastante gente que no sabe la diferencia entre un agnóstico y un ateo, he decidido asegurarme de que los afortunados que leen este rinconcito sepan lo que es el agnosticismo, y he encontrado un texto muy bueno para ello:

El término “agnosticismo” fue acuñado por el profesor T.H. Huxley en una reunión de la Metaphysical Society en 1876. Él definió a un agnóstico como alguien que niega tanto el ateísmo (“fuerte”) como el teísmo, y cree que la cuestión de si existe un poder superior es indeterminable e irresoluble. Otra forma de decirlo es que un agnóstico es alguien que cree que no sabemos ni podemos saber con certeza si Dios existe.

Sin embargo desde entonces el término agnóstico ha sido también usado para describir a aquellos que no creen que la cuestión sea intrínsecamente incognoscible, sino que creen que la evidencia a favor o en contra de Dios es no concluyente, y por lo tanto están indecisos sobre el tema.

Para reducir la confusión sobre el uso del término agnosticismo, se recomienda que el uso basado en la definición original sea calificado como “agnosticismo estricto” y que el uso basado en la segunda definición sea calificado como “agnosticismo empírico”.

Las palabras son escurridizas, y el lenguaje es inexacto. Cuidado con asumir que puede deducir el punto de vista filosófico de alguien sólo por el hecho de que ese alguien se llama a si mismo ateo o agnóstico. Por ejemplo, muchas personas usan el término agnosticismo refiriéndose a lo definido como “ateísmo débil” y usan la palabra “ateísmo” sólo cuando se refieren al “ateísmo fuerte”.

También hay que notar que la palabra “ateo” tiene tantos matices en su significado que es muy difícil generalizar acerca de los ateos. De lo único que puedes estar seguro es de que los ateos no creen en Dios. Por ejemplo, ciertamente no es el caso el que todos los ateos crean que la ciencia es la mejor forma de conocer el universo.

[Fuente]: El ateísmo en la red